MUSEOS BERLIN DE PERGAMO A NEFERTITI


Esta pretende ser la primera entrega de una serie de artículos, que dedicaremos a museos tales como el Británico, El Cairo o este que nos ocupa, donde nos sumergiremos en el legado mas personal y cercano, que nos dejo el Mundo Antiguo.

Hoy lo haremos de manos de Esther SF, a la cual , le estoy muy agradecido por su aportación. Española que por el 2.008, tuvo la suerte de visitar Berlín, viaje que hizo sin albergar grande expectativas y tras el cual, una vez vistos los museos de la capital, quedo enamorada de la historia.

Os dejamos con sus sensaciones, esperando que muchos de los que no hayáis visitado aun este legado, tengáis la fortuna en breve de compartir la experiencia que aquí relatamos.




VIAJE A BERLIN 2.008

Ya no sé si fui a ver Berlín, a visitar a mi primo o a Nefertiti. Su belleza embauca de tal manera que ahora tengo esa duda… cuando iba en el avión no era consciente del momento indescriptible que iba a vivir. Tan solo unos minutos después de pisar tierra berlinesa recibí la noticia de que visitaríamos el Museo y ya solo deseaba ese momento. Desde que por primera vez la vi en los libros del colegio sentía una atracción especial por ella, soñaba con verla algún día.

ALTAR DE ZEUS, TRAÍDO DESDE PÉRGAMO


DETALLE DEL FRISO DEL ALTAR
La visita al Pergamon fue deslumbrante, posiblemente el mejor museo del mundo (lamentablemente no los he visto todos para estar segura) pero mejorarlo ha de ser difícil, La Puerta de Ishtar, reconstruida casi en su totalidad, el Templo de Pergamón, igualmente reconstruido; nos hace sentir pequeños por su magnificencia, su belleza, por su antigüedad…








Y por fin!! El museo Egipcio, estaba nerviosa,  “¿Por qué no la ponen la primera? “ Pensé, claro que ponerla en la puerta casi seria de mal gusto, pero no me entere de casi nada de lo anterior, “la cabeza verde” por ejemplo que es muy llamativa por su perfección, en fin, al menos pude hacer alguna foto.

GRABADO DE AMENOPHIS I

Y …NEFERTITI, guau! No podía dejar de mirarla, fue algo tan impresionante que no olvidare nunca, me sentía hechizada, conquistada, tiraba fotos a lo loco, la miraba y la miraba, era como si el tiempo se hubiera parado o retrocedido hasta su época, fue muy rápido  y en cambio había pasado más de una hora contemplando aquello que mi retina no conseguía abarcar en toda su plenitud.



Durante ese instante fue mía… uff! Salí de allí arrastras, casi con las lagrimas en los ojos, de la emoción y la pena de tener que separarme de esa urna donde se guardaba miles de años de historia y una joya, más que eso, una maravilla.
Ese día fue uno de los más felices que recuerdo, además esa imagen aun fresca aliviaban las que se ven a la salida del museo, donde aun se pueden contemplar vestigios de esa otra historia que todos conocemos, la que tampoco debemos olvidar. 

Tras la visita, deseaba plasmar mis impresiones y tuve valor para escribir estas pequeñas lineas ;

BERLIN
¡que gran futuro nos deparas!

Esa línea de adoquines a lo ancho nos sorprenden...ayudan...
unen lo que una vez separo dos mitades de lo incierto.
Los bloques grises nos recuerdan el posible olvido,
rincones sombríos son sus monumentos.
Suspiros de alegría porque ya paso...
murmullos en medio del caos ordenado.
Donde se habla pero no se grita,
donde se vive sin olvidar la muerte en el pasado...
Una energía callada, queda, tranquila nos genera envidia,
porque recordar sin sufrir y perdonarse perdonando es lo más difícil...
La historia antigua queda borrada...la modernidad persiste, con
la Ilusión de no repetir, con resurgir callado, orgullosamente logrado.
Ciudad siempre viva, donde nadie llora ya... la soledad agradecida
llena de libertad cada una de sus islas...
una Luz inmensa inunda los posibles vacíos.

ESTHER SF. Mayo 2.008



MUSEOS BERLIN

EL PERGAMON MUSEUM
 
El Museo de Pérgamo forma parte del complejo conocido como Isla de los Museos, que agrupa varios de los edificios más representativos de la ciudad de Berlín.

La originalidad de este museo, inaugurado en 1930, reside principalmente en su propio concepto: el edificio no fue construido para albergar obras de arte, sino que primero se trajeron las obras de arte, y después, a su alrededor, se construyó el edificio. De esta manera, las propias maravillas, la mayor parte de ellas arquitectónicas, constituyen las paredes y las columnas de este museo.
Las zonas más destacadas de este museo son las dedicadas al Islam, Roma, Grecia y el periodo helenístico (incluyendo la ciudad de Pérgamo, que es la que da nombre al museo), y sobre todo Mesopotamia y el Próximo Oriente. Entre algunas de las obras a mencionar, se encuentran el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo, la puerta del mercado romano de Mileto, las puertas de Istar de Babilonia, estatuas helenísticas, como el famoso Espinario, e incluso la Fachada de Mushatta.

IMÁGENES CEDIDAS POR ESTHER


Entrada al Pergamon Museum

Detalle de los frisos del altar Zeus de Pergamo

Maqueta con reconstrucción del altar de Pérgamo

Famoso mosaico del loro verde, encontrado cerca del altar de Pérgamo

Columnas del altar de Artemisa
 

Esculturas desde el griego arcaico hasta el arte romano

Escultura Helenistica
 
Puerta Romana del mercado de Mileto

Bella escultura  romana


Santuario de Atenea, 2 siglo a.c
 
Reconstrucción del pasillo de la puerta de Ishtar

La puerta de Ishtar


EL AGYPTISCHES MUSEUM

El Ägyptisches Museum, instalado en el edificio del Museo Antiguo, posee una de las colecciones más importantes del mundo sobre arte egipcio, y muy especialmente del tiempo del Rey Akhenaton de Tell el Amarna, alrededor del año 1340 AC; además, le pertenecen obras tan famosas como el busto de la Reina Nefertiti (cuyo color original se conserva sin restauración desde el período Amarna), el retrato de la Reina Tiy y la «Cabeza Verde de Berlín», que debe su nombre a la piedra verdosa con la que fue realizada, cerca de 500 AC.

 
La impresionante muestra incluye obras maestras de diferentes épocas, estatuas y bajorrelieves, así como trozos monumentales de arquitectura que documentan lapsos de tiempo entre el año 4000 AC y el período romano.

Otras piezas únicas son los retratos esculpidos de la familia real y miembros de la corte; uno de los trabajos más significativos es, sin lugar a dudas, la ya mencionada «Cabeza Verde de Berlín».

La monumentalidad arquitectónica egipcia se pone de manifiesto en uno de los portones del Templo de Kalabsha de 20 AC, aproximadamente, y las enormes columnas del templo de la pirámide del Rey Sahure del año 2400 AC aproximadamente.


IMÁGENES CEDIDAS POR ESTHER


Figura de pie, caminando de Per-su-Nofret, 2450-2300 a. C

Pintura mural de una tumba: Amenhotep I. madre Ahmes Nefertari

Amenhotep I, del Imperio Nuevo, 20 Dinastía

Cabeza Verde, 350 a.c

Busto de Nefertiti 1.340 A.C

Nefertiti

Gato Diosa Bastet

6 Comentarios:

Interstela dijo...

Sólo puedo decir una cosa, Chapó

Muy buen artículo, más más...

Calistor dijo...

Agradecérselo a Esther, todas las imágenes y resúmenes son suyos. Un saludo Estela.

Esther dijo...

Calis, amigo mio, te agradezco enormemente que me hayas rescatado del recuerdo este momento tan especial.

A su vez inicias una serie que nos despierta mas curiosidad y alimenta nuestra pasion por la historia.

Sinceramente gracias

martinyfelix dijo...

El museo egipcio es una maravilla de cabo a rabo. EL busto IMPRESIONANTE, pero ver figuras de gatos repartidas a lo largo y ancho ya acabo de enamorarme. El Pergamo me pareció más soso y encima cuando fui tenían la Puerta de Ishtar cerrada al público.

Angie dijo...

Muchas gracias por las fotos, ha sido casi como estar allí!

Calistor dijo...

De nada Esther, todo un gusto añadir tu reportaje.

MartinyFelix, si que tiene que fastidiar llegar al museo y encontrarte en obras uno de sus principales reclamos, no obstante hay tanto donde deleitarse. Parece ser que no te gustan los gatos, ;D .

Angie dárselas a Esther.

Publicar un comentario

GRACIAS Por tu comentario, anímate pronto a escribir de nuevo

LIBROS DE INTERES

Seguidores

 
^ Back to Top