Un busto del emperador Adriano de hace 2.000 años encontrado en Yecla.

 
El yacimiento arqueológico de Los Torrejones (Yecla) vuelve a sorprender. En esta ocasión con el importante hallazgo de un busto del emperador Adriano (76-138 d.C.), cuya cronología está datada en el año 135 después de Cristo. Se trata de una escultura esculpida en mármol blanco de 52 centímetros de alto y 25 centímetros de ancho. Junto a esta figura también ha sido hallada una cabeza femenina de la misma época, cuyas dimensiones son de 17,5 centímetros de alto y 13 de ancho. Estas piezas, presentadas este jueves por el consejero de Cultura, Pedro Antonio Sánchez, han sido localizadas junto a un edificio de grandes dimensiones, probablemente de planta rectangular, y del que tan solo se ha podido definir una pequeña parte del mismo.


Las hipótesis que se barajan están en torno a que el citado edificio, donde se han registrado los hallazgos, tenga una función cultural de carácter público y que esté en relación con el culto al emperador Adriano, y por tanto, bajo su tutela. La segunda posibilidad, a juicio del arqueólogo Liborio Ruiz, sería que «el propietario de la villa romana de Los Torrejones y su familia hubiese pertenecido o estuviera relacionada con el círculo de personas o familias próximas al emperador». Para Ruiz, «este hallazgo abre unas nuevas expectativas en la investigación, obligándonos a un replanteamiento del marco interpretativo que hasta la fecha y desde mediados de la década de los ochenta del siglo pasado hemos ido sosteniendo».


¡Ave César!
«¡Ave César¡» es lo primero que exclamó el director de las excavaciones arqueológicas cuando apareció este busto romano, entre el movimiento de tierras que se estaba realizando en el yacimiento arqueológico de Los Torrejones. Ruiz Molina siempre ha estado convencido de la gran riqueza arqueológica que atesoran las entrañas de este enclave romano.
Sabía que se encontraba ante un hallazgo excepcional que podría dar una mayor dimensión al propio yacimiento, y así lo pudo constatar, después de varias consultas con expertos, que verificaron que el busto pertenecía a la figura del citado emperador romano.
El arqueólogo yeclano describe el busto de mármol como «erigido sobre base o peana de sección cuadrada. Mantiene la cabeza ligeramente escorada hacia la izquierda. Tiene el rostro barbado y el cabello rizado, dispuesto en bandas onduladas, adquiriendo la zona de la frente un aspecto de aureola». Su conservación, una vez limpiada la pieza convenientemente, la califica de «excelente».
Por las características que presenta esta pieza-retrato del emperador Adriano, el responsable de las excavaciones afirma que «la factura de la pieza debemos considerarla de primer nivel en cuanto a la calidad del esculpido», y que puede ser comparable a las que existen en el British Museum de Londres, en el Palacio de la Terma de Roma o en el Museo Arqueológico de Sevilla, entre la decena de bustos de la época del emperador Adriano que hay en el mundo.

Fuente LAVERDAD.ES

0 Comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS Por tu comentario, anímate pronto a escribir de nuevo

LIBROS DE INTERES

Seguidores

 
^ Back to Top